680 42 01 06

El pasado día 13 tuve la oportunidad de asistir a representación de El Lago de los Cisnes a cargo del Ballet Imperial Ruso en el Auditorio de El Ejido y realizar una serie de fotografías de las que os presento un resumen en este video.

Poder disfrutar de la música, del baile y ademas conseguir el permiso para poder hacer fotografías… ¡un placer para los sentidos!

Gracias al personal de Cultura de el Ayuntamiento de El Ejido y a los técnicos por conseguirme la autorización del Ballet para poder hacer las fotografías durante la representación.

Espero que disfrutéis viendo estas fotografías.

ballet imperial ruso el ejido
ballet imperial ruso el ejido
ballet imperial ruso el ejido
ballet imperial ruso el ejido
ballet imperial ruso el ejido
ballet imperial ruso el ejido
ballet imperial ruso el ejido
ballet imperial ruso el ejido
ballet imperial ruso el ejido
ballet imperial ruso el ejido
ballet imperial ruso el ejido
ballet imperial ruso el ejido
ballet imperial ruso el ejido
ballet imperial ruso el ejido
ballet imperial ruso el ejido

Ballet Imperial Ruso. El lago de los cisnes.

Fue creado en 1.994 por iniciativa de Maya Plisetskaya, que hasta 2004 fue su Presidenta de Honor y Asesora General. Director Artístico del Ballet es Gediminas Tarandá antes de crear la compañía fue solista principal del Teatro Bolshoi de Moscú y estudió la carrera de coreógrafo bajo la dirección de Yury Grigorovich..

La compañía es bien conocida en Australia, Finlandia, Francia, España, Austria, Alemania, Japón, Israel, Líbano, Grecia, Croacia, Sudáfrica, Emiratos Árabes, Eslovenia, Túnez, Portugal, Argentina, Brasil, China, Nueva Zelanda…

El Ballet Imperial Ruso incluye las grandes obras del repertorio del ballet clásico, como “El Lago de los Cisnes”, “La Bella Durmiente”, “Cascanueces”, “Romeo y Julieta”, “Giselle”, “Carmen”, “Don Quijote”, “Carmina Burana”, “Chopiniana”, “Sherezade”, “Danzas Polovtsianas”, “Bolero” y otros.

El elenco del Ballet Imperial Ruso está compuesto por 45 bailarines del máximo nivel artístico, muchos de ellos han sido ganadores de prestigiosos concursos de ballet.

Gediminas Tarandá – Director del Ballet: Primer Premio del Concurso Nacional de Ballet de Moscú (1978), Primer Premio del Concurso Nacional de Coreografía y Ballet (1980), Premio al Mejor Intérprete de Coreografía Moderna (1984). Artista de Honor de Rusia

Solistas: Lina Sheveleva, Nariman Bekzhanov, Elena Kolesnichenko, Anna Pashkova, Alena Gubanova, Vladimir Dorofeev, Artiom Derbegeev, Sofia Kuchmenkop, Maria Larikova, Maxim Marinin, Denís Simón, Anastasia Ermolaeva, Radamaría Nazarenco Duminica, y otros.

Música: Piotr Chaikovsky
Libreto: Gediminas Tarandá
Coreografía: Lev Ivanov, Maruis Petipa (adaptación de Gediminas Tarandá)
Diseño del decorado y vestuario: Andrey Zlobin, Anna Epatieva

Acto I:
Jardín del castillo. El Príncipe Sigfrido celebra su XXI cumpleaños. Su madre – La Reina le recuerda que en el próximo Baile el tendrá que escoger la esposa.

Bosque misterioso, al borde de un lago, a la pálida luz de la luna. Es el lugar donde evolucionan las jóvenes-cisnes víctimas del sortilegio del brujo Rothbart. Hasta allí llega Sigfrido. La princesa Odette, también convertida en cisne, le explica a Sigfrido, que el sortilegio no podrá romperlo más que aquel que le jure amor eterno. Sigfrido jura a Odette el amor eterno y le invita al baile que se celebrará en su palacio al día siguiente. Despunta el alba y Odette, de nuevo convertida en cisne, debe seguir su destino.

Acto II:
Se celebra el gran baile anunciado. Entre los invitados de diferentes países están las novias de las cuales Sigfrido podría elegir su futura mujer. Repentinamente llega un caballero desconocido en compañía de la Princesa Cisne: en realidad es el brujo Rothbart y su hija Odile. Sigfrido cae en la trampa, y en medio de las danzas no duda en escogerla por esposa jurándole amor eterno ante su madre. El brujo triunfa. El juramento ya no puede salvar a Odette y sus amigas. Aparece la figura dolorida de Odette, la verdadera. Sigfrido descubre el engaño y desesperado va hacia el lago.

De nuevo el bosque, el lago, y la noche. Los cisnes se entregan a una danza melancólica esperando a Odette, que aparece llorosa y desesperada: les cuenta sobre la traición de Sigfrido.

Llega Sigfrido y suplica el perdón de Odette. El malvado Rothbart combate con el Príncipe y pierde. Su magia desaparece. Odette y Sigfrido, rodeados de las amigas con alegría reciben los primeros rayos del sol.

Cultura El Ejido